Como Salir de Compras con Tus Hijos Pequeños y no Perder tu Santidad

buggy

Me han preguntado varias veces que hago con mis hijos (SON CINCO!!) para que se comporten tan bien en público, es decir, permanecer en el carrito o caminar cerca de mí, mantener las manos quietas, no pedir cosas, no correr en el supermercado, etc.

Cuando vas al supermercado y ves a un niño de pie en el carrito gritando, “QUIERO ESTE  JUGUETE!!!”, no solamente estás viendo a un niño que ha perdido el auto-control sino también a una mamá que ha perdido el control de su hijo.  Si se porta así fuera de casa….seguramente es mucho peor en la casa.

Por las dudas no digo que esto nunca me ha pasado.   Creo que puede pasar con nuestros chicos una o dos veces en la vida cuando son muy pequeños pero no debe ser lo normal.  Pero tristemente para muchas mamás, el problema es tan grave que ni pueden llevar a sus hijos a un lugar donde se ven cosas para comprar! No tiene que ser así.

Uno de los errores más grandes que he visto en las madres jóvenes a tomar es el soborno.  Mamá pone algo en el carrito para el niño, pero “sólo si se porta bien.”. El niño puede o no puede ser lo suficientemente “bueno” como para obtener el premio al final del tiempo de compras. Pero lamentablemente si no se porta bien, igual va a obtener el juguete, porque va a empezar con los gritos cuando lo quieras guardar. Y todos sabemos que cuando un niño empieza a gritar en la fila le vas a dar porque hay otras mamás allí mirando lo que vas a hacer.

Es por eso que cada vez que salgas con un niño de compras, siempre ten en mano un nuevo juguete.  (Gracias a Dios que me dio 5 hijos porque si viviera yo este método de “hacerles portarse bien” estaría en bancarrota!)  J

El otro error que hacemos es amenazar… y nada más.  “Si no te portas bien, te voy a (insertar alguna consecuencia aquí) cuando lleguemos a casa.” No puedes efectivamente amenazar a un niño de 3 años, porque los chicos de este edad solo piensan en el momento.  No pueden captar lo que va a pasar si se olvida y empieza a gritar por algo o quiere correr por la calle.  Y si se porta mal, ¿qué pasa? Una vez que llegan a casa, el niño lo ha olvidado y….también, la mamá.  No puedes cumplir tu palabra, y tu hijo va a aprender esto.  Tus amenazas son nada más que amenazas. Nunca se cumplen.

¿Cómo das las reglas cuando salen? “No estar de pie en el carro.” “No huir de la mamá.” “No tocar la mercadería.” Una lista de reglas sin fin!  Estas son todas muy buenas reglas, y me gustan, pero siempre van a encontrar algo que NO deben hacer que no pensaste.   Lo que hago en cambio, es decirle al niño lo que debe hacer.  Es mucho más simple. Cada niño sabe sólo tres cosas:

1. Dónde debe estar.

2. Controlarse a sí mismo. Las manos, los pies, y las voces no son bienvenidos en los espacios de otras personas..

3. No va a obtener nada de lo que no está en mi lista de compras. ( Por las dudas, puedes y debes de vez en cuando escribir algo como “caramelos, helado, nueva pelota, etc.”.  No tienes que ser tacaño tampoco.

Algo que hacemos mucho es “actuar”, especialmente con chicos pequeños. Mis hijos más grandes me ayudan con el drama.  En casa, practicamos lo que hacemos fuera de casa. Por ejemplo, yo le digo a Alexa, “Vamos de compras. Aquí está mi lista. No podemos comprar nada más de lo que está en esta lista, así que no me puedes pedir nada, ¿me entiendes?….Ahora, ¿donde tienes que quedarte?” (Todavía se sienta en el carrito o tiene que caminar con una de sus hermanas – o como se ven en la foto, esto solo pasa cuando va su papá!!  No me atrevo usar estos carritos en el súper!) Y así practicamos. Todo es un “juego” pero está aprendiendo.  También, practicamos como debe ser nuestra actitud cuando nos dicen, “No.”  Por las dudas que Alexa me pregunta, “¿Me das este juguete?” y le digo que no, debería decir, “Bueno, está bien.” con una buena actitud y no pedir más.  Actuamos este escenario mucho también.  Ah, la vida egoísta de los niños de 3 años.

El comportamiento en casa de un niño nunca es mejor que su comportamiento en público.  Trabaja más en privado para que los tiempos de salida puedan ser lindos y no una pesadilla.

¿Qué Hacer Cuando se Ríen de tu Hijo?

2013-08-04 20.58.49

Es una triste verdad, pero inevitable algún día se reirán y se burlaran de tu hijo.  Si tiene anteojos, si pesa demás o si es un palo, si habla raro, si es de otra nacionalidad, si es un creyente o lo que SEA!  No importa si tienes un hijo perfecto, se van a burlar por lo menos una vez en su vida.  Lo primero que queremos hacer cuando se burlen de nuestro amorcito es levantar nuestras cabezas y rugir como la Mama Osa.  Pero aprieta “pausa” en este momento y haz lo mas difícil – piensa en como puedas cambiar este momento en un oportunidad que le puede servir a tu hijo en el FUTURO.  (Por las dudas, recuerdas que estas criando a un ser humano responsable que un día va a tener que enfrentar muchas cosas peores en su vida.)

Quiero dejarte algunos consejos para tener en cuenta en estas situaciones:

  1. Saca el descontentamiento de tu propia vida. No pienses, “Si viviéramos en otro barrio.” O “Si solo estuviera mas su papá en casa.”  “Si pudiera ir a otra escuela.”  No importa las circunstancias! Esto pasa en los mejores barrios, en los mejores países del mundo.
  2. Cuida tu cara.  Cuando tu hijo te cuente que se burlaron de él, no muestras disgusto por la persona que le hizo esta maldad.  No te rías tu también de él.  Algo pequeño para nosotros puede ser algo muy serio para ellos.  Yo soy culpable de reírme un poco y decir, “No te querían hacer esto por ser malos.”  Y tratarlo como si fuera nada.  Esto hace que tu hijo/a pierda la confianza contigo.  Escúchale todo, consuélale un poco y toma el momento por las orejas con unas enseñanzas bíblicas!
  3. ¡Usa el momento!  Hay tanto que se puede enseñar.  Les doy algunas ideas:
    1. “No somos de este mundo.”  Somos peregrinos, en camino a la Cuidad Celestial.  Hebreos 11:13 – y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.
    2. “No todo va a ser perfecto aquí en esta vida.  La gente nos maltrata. Si le maltrataron a Jesús, esto  es lo que podemos esperar también.”  Juan 15:20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.
    3. Ora con tu hijo por la persona que se burló de él.  Mateo 5:44 dice, Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
    4. “No debemos devolver la maldad.”  Mateo 5:38-40 dice, “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;”
    5. Hazle pensar en cómo se sintió cuando se burlaron y que como una mamá prefiere que su hijo/a sea la persona a quien le están haciendo la burla y no el que hace las burlas.  Hazle pensar que ser el burlador sería mucho peor y que él debe alejarse de estas acciones, aun con sus propios hermanos.  (Si tu hijo se ríe de sus hermanos en casa, lo hará con sus compañeros fuera de casa, así que enséñale a guardar su boca.)  Lucas 6:31
    6. Si es demasiado la burla y crees que debes tomar acción y hablar con alguien (los padres, la maestra en la escuela, etc.) debes tener cuidado con tu actitud.  Recuerda que aun en este caso estas enseñando algo a tu hijo.  Debes hablar con gracia (no como la Mamá Osa!!) y explicar la razón de por qué crees que tu hijo está siendo lastimado por el otro niño. Si le hablas correctamente en un espíritu humilde, puede ser que esta persona de autoridad pueda entender, no defenderse e intentar  realmente parar la burla.
    7. Es bueno reiterar muchas veces a tu hijo que Dios le ama, que él fue diseñado especialmente por Dios y que Dios tiene grandes planes en su vida y va a tener que buscar la victoria en esta prueba.

Sé que no tengo todas las respuestas para cada situación. Si no tienes la certeza de lo que deberías hacer, por favor, acércate a una mujer en tu iglesia que Dios ha puesto allí como una líder espiritual en tu vida.  Y pídele mucho a Dios por sabiduría. Tratar con estas situaciones es difícil y necesitamos la sabiduría de Dios.

 

Aviva Nuestros Corazones

Quiero recomendar a una nueva pagina web que ha sido de mucha bendición y ayuda en mi vida.  Si quieres crecer espiritualmente y conocer a Dios en una manera mas íntima, te animo que visites frecuentemente este sitio.  Vas a encontrar una radio que puedas escuchar diariamente la Palabra de Dios. Claro que no siempre estamos de acuerdo con todo, sino siempre hay que usar discreción en todo lo que leemos y escuchamos.  Espero que sea de animo para tu vida espiritual.  Lo puedas encontrar aquí — Aviva Nuestros Corazones

Como Criar Hijos Delicuentes

Copie esto de un boletín del departamento policial en Houston, Texas.  Si el mundo se da cuenta de la importancia de criar bien a nuestros hijos, nosotros mas.  


El contenido decía lo siguiente:

1. Déle a su hijo todo lo que pida. De esta manera su hijo crecerá pensando que tiene derecho a obtener todo lo que desea.

2. Ríase cuando su hijo diga malas palabras. De esta manera su hijo crecerá pensando que el vocabulario se divierte a la gente y se

esforzará por incrementar su repertorio de malas palabras.

3. Jamás oriente a su hijo en el área espiritual. Deje que cuando sea adulto él decida lo que quiera creer. No reprenda y no discipline a su
hijo por su mal comportamiento, podría dañar su autoestima. De esta manera su hijo crecerá pensando que no existen reglas en la sociedad.

4. Recoja todo lo que su hijo desordena. De esta manera su hijo crecerá creyendo que otros deben hacerse cargo de sus responsabilidades.

5. Permítale ver cualquier programa en la televisión. De esta manera su hijo crecerá con una mentalidad abierta y desinhibida.

6. Traten de pelearse delante de sus hijos. De esta manera, sus hijos no se sorprenderán cuando tengan que divorciarse.

7. Dé a su hijo todo el dinero que pida. De esta manera su hijo crecerá pensando que obtener dinero es fácil y no dudará en robar para
conseguirlo.

Al final había una nota que decía:

“Siguiendo estas instrucciones le garantizamos que su hijo será un delincuente y nosotros tendremos una celda lista para él.

Un Niño Responsable

DSC05948 

Hoy en dia vemos que muchos niños no tienen modales, no saben como responder a un adulto, son hiperactivos, etc.  ¿Cual es el problema?  Creo que hay muchas razones por las cuales los chicos son así:

  • Muchos están siendo criados por los abuelos que ya estan demasiado cansados para criar a un hijo y solo quieren dar cariño a su lindo nietito. 
  • Madres solteras jovenes que todavia no han dejado de ser “chicas” y quieren hacer lo que hacen sus amigas, sin la responsabilidad de un hijo.
  • Madres que tienen sus prioridades en otras cosas: trabajo, una obsesiva actividad (como Facebook o otro tipo de medio social), la casa (les importa mas como se ve la casa que en como se ven sus hijos). 
  • No hay enfoque en las cosas de Dios.  No entiendo como una familia puede dejar de asistir a la iglesia porque no estaban de acuerdo con algo trivial.  En la escuela dominical los niños van a aprender que deben respetar a sus padres.  En la reunion de jovenes van a recibir consejos de como tomar las decisiones correctas.  En el culto Dios hablara a sus corazones y van a corregir algunas cosas que estén mal en sus vidas. 
  • Los padres no han tomado el tiempo para leer buenos libros que pueden ser de ayuda en sus vidas para criar a sus hijos. 
  • Los padres no están edificando  su propio matrimonio y por eso, muchos niños están siendo lastimados por un hogar inestable.

Ya es tiempo que los padres (especialmente  las madres) empiezen a ser el ejemplo en el hogar y que tomen muy en serio su responsabilidad para criar a su hijo. 

Si pudieras ver 10 años de hoy como seria tu hijo, creo que empezarias a cambiar algunas cosas.  La Biblia nos enseña que los hijos son un regalo de Dios y que pertenecen a Dios. 

Salmos 127:3 – He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.

I Samuel 1:27-28 – Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí. Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová.

Ana nos dio el ejemplo cuando le dio a su hijo, Samuel, al Señor para su servicio.  Debemos rededicar  nuestros hijos a Dios y permitirles que ellos sean la proxima generación que  lleve el evangelio al mundo.  

Aqui puedes ver algunas cosas basicas para enseñar a tu hijo a ser una persona responsable.  Un día será grande y va  a ser demasiado tarde para enseñarles estas cosas. 

En Nuestra Casa….

En Nuestra Casa….

Imagen

Esto es algo que se puede imprimir y poner en el refrigerador para ser usado hasta que todos aprendan como se maneja en “nuestra casa”.  (Antes que pienses que es demasiado estricto, piensa en el futuro de tus hijos. Un dia serán esposos, madres, lideres en la comunidad e iglesia, etc….)

En Nuestra Casa…..

Colgamos las toallas despues de bañarnos para que se sequen

No dejamos caer cosas en el piso cuando llegamos a casa. Devolvemos las cosas  a su lugar.

Tendemos las camas antes de salir de nuestro cuarto en la mañana.

Tomamos responsabilidad haciendo las tareas que nos den en casa, recordando 3 cosas: Completamente, Inmediatemente,  y Con Buena Actitud

Toda la basura debe ser puesta en los cestos, no tirarlo en el piso.

La noche antes de ir a un lugar, preparamos todo y lo dejamos cerca de la puerta.

Ponemos la ropa sucia en los cestos correctos, no en el piso.

Despues de comer, damos gracias a la que lo preparó, y llevamos nuestro plato para lavar.

No quejamos de nuestras responsabilidades.

Guardamos los juguetes, herramientas, juegos y todo lo que usamos cuando terminamos de usarlos.

Dejamos los placeres y cajones en orden.

Como Llegar al Corazón de tu Pre-adolecente

2013-05-28 09.31.44 

Quiero hablar con las mamás de pre-adolecentes (especialmente de niñas de 9 a 12 años)  A veces dejamos que esta etapa hermosa pase sin darnos cuenta de sus preciosas vidas y cuando entran en la adolescencia ya es un poco tarde para empezar una relación linda con ellas.   Las dejo con cinco maneras de como puedes ministrar al corazón de tu hija y permitir que esta etapa sea un tiempo hermoso de unión:

 

  1. Toma el tiempo para aprender y hablar su lenguaje de amor. Una de las cosas que he aprendido en mi viaje como una madre – sin importar la edad de tu hijo – es la necesidad de hablar con tus hijos a través de su lenguaje de amor. Es más fácil hacer esto cuando son pequeños, pero a medida que crecen y tienen sus propias ideas, empiezan a dar forma a su propia identidad, y comienzan a separarse de la necesidad de sus padres, hablar su lenguaje de amor puede llegar a ser difícil.  Estoy agradecida por los recursos que se nos muestran y nos enseñan innumerables maneras de identificar y hablar al corazón de nuestros niños a través de sus lenguajes de amor individual. Si nunca has leído el libro “Los Cinco Lenguajes del Amor” por Gary Chapman, te sugiero conseguir una copia y leerlo.   Si lo has leído te hago recordar de los 5 lenguajes de amor: 1. Palabras que ayudan.  2. Tiempo de calidad  3. Regalos  4. Servicio  5. Contacto Físico
  2. Aparta un tiempo especial en su día sólo para tu hija.  Es tan difícil dejar la casa, dejar la cocina o ropa o lo que sea para sentarse y hacer ALGO con tu hija. Cuando empiezas a apartar un tiempito cada día para cada uno de tus hijos, vas a esperarlo con ganas. Sé que estas pensando –“¿Y que voy a hacer con mi hija?” ¡Puede consistir en una variedad de cosas! Pero tal vez vas a tener que ¡PLANEARLO!  ¿Qué le gusta hacer a tu hija? ¿Le gusta cantar? ¿Le gustar cocer? ¿Cocinar? A veces es solo involucrarla en tus propias actividades.  ¿Tienes que hacer compras? Pídele una responsabilidad que sería divertida para ella – tal vez pueden sentarse a planear las comidas para los próximos días y ella puede hacer la lista de compras.
  3. Muéstrale que confías en ella. De alguna manera pequeña cada día, muestra a tu adolescente que confías en ellos. Esto es necesario para su relación. No, ellos no son adultos, pero no son bebés tampoco. Permite que tu niño asuma parte de la responsabilidad – que será único para tu hijo – Por ejemplo: podrías permitir a tu hija  cocinar la cena para la familia.
  4. Pasa un tiempito cada día en la Palabra de Dios.  Tus hijos son ¡tus discípulos!  Enséñales la Biblia.  Pero recuerda que no puedes enseñar lo que no estás viviendo.  Aprenderán más rápidamente de lo que ven que de lo que les enseñaras.
  5. Ama incondicionalmente, incluso cuando fracasen. Como sabemos, esto es más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, es la parte más importante de la la fórmula para ministrar al corazón de tu hija. Es imperativo que aprendamos a hablar con palabras de aliento y amor a nuestros preadolescentes (niños y otros) tan a menudo como sea posible.

 

Allí lo tienen. Cinco maneras simples pero esenciales para ministrar al corazón de tus hijos pre-adolescentes. Aunque sé que hay a un muchas otras maneras, si comienzas con estos 5, vas a tener un maravilloso comienzo de una relación amorosa y duradera con ¡tu pre-adolescente!